Cigarrillo electrónico, peligro contra la salud pública

Según informes desvelados por la secretaría de salud pública norteamericana, existen estudios congruentes que apuntan sobre lo poco pacífico que puede llegar a ser el cigarrillo electrónico de vapor.

El máximo rector del ente, Vivek Murthy, asevera el uso proliferado del cigarrillo electrónico desde su invención, sobre todo en adolescentes. Asimismo asegura que se trata de una amenaza inminente para la salud en Estados Unidos.

Me preocupa que los cigarrillos electrónicos tengan el potencial de crear una nueva generación de chicos adictos a la nicotina (…) de perdurar esta tendencia, indudablemente se acrecentará a muy corto plazo el consumo de otros productos derivados del tabaco. Retrocederemos en lugar de avanzar” mencionó Murthy a la agencia americana Associeted Press.

El surgimiento de estos se dio como una opción más salubre para los fumadores alrededor del mundo, incorporando nicotina liquida que se convierte en vapor inhalable a cambio del dañino alquitrán que poseen los cigarros comunes. No obstante, escasea algún ensayo científico que demuestre las ventajas y desventajas de esta alternativa del fumador; tampoco acerca de la probabilidad de que el susodicho dé un salto a los productos convencionales o que desatienda permanentemente el hábito.


Exhortación a los padres

En la actualidad, según cifras oficiales, casi el 20% de estudiantes de secundaria afirman nunca haber fumado un cigarrillo común, más sí el cigarrillo electrónico. Si bien, no todos estos ejemplares llevan consigo la nicotina, aunque no por esto se desacredita el hecho de que es el producto derivado del tabaco más consumido por adolescentes norteamericanos.

En la continuación de su informe el secretario de salud acota que “La nicotina es perjudicial para un cerebro en desarrollo, cualquiera que sea el modo de consumo (…) Nuestros hijos no son un experimento” finalizó Murthy. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos del estado americano ha emitido nuevas normas donde indica que la venta a menores de cigarrillos electrónicos o cualquier otro derivado de la nicotina es totalmente ilegal. Asimismo exigió a las empresas manufactureras de dichos productos que deben someter su producción a una exhaustiva revisión en torno a los efectos que puede generar en el consumidor.

Finalmente, el directivo extendió su preocupación a padres y trabajadores de la salud, pidiéndoles plagar de conciencia a los jóvenes sobre los daños que expide el consumo de este prototipo de cigarro, así como todo lo que a productos de nicotina concierne.

Se habla de que dicha proposición será llevada a Washington para que entre en debate sobre su uso y si debería o no ser prohibida en zonas libre de humo de tabaco.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *