Dale frescura a tu hogar con un jardín ecológico

La Jardinería ecológica, como la vida sostenible, trata de dar un nuevo de punto de vista a las cosas que solemos a hacer de forma cotidiana. 

Tenemos que intentar ser más sostenibles tanto en nuestros hábitos, como en nuestros hogares y en nuestros jardines. Todo esto son partes importantes de los ecosistemas locales y globales. Se trata de explorar las historias detrás de los productos y herramientas que entran en nuestros jardines.

Pero, aún yendo más lejos, también es importante ver y analizar lo que sale de nuestro jardín, y cómo podemos hacer pequeños cambios positivos en nuestro día a día que tengan efectos ondulantes positivos.

La creciente cantidad de oferta de comida orgánica demuestra cómo se empieza a valorar, por ejemplo, el uso de alimentos que están más cerca de nosotros y son mucho más saludables.

Ventajas de un jardín ecológico en casa

huerta-en-casaHacer un jardín o huerto ecológico no es sólo la forma más eficiente de crecimiento, sino que crea un hábitat valioso para la vida silvestre.

Reinventar nuestro jardín también implica plantar especies nativas locales, ya que con este tipo de plantación de especies será más difícil que nuestro jardín se convierta en un llano lugar de malas hierbas locales, que luego deberemos arreglar.

Además, la plantación de especies que se adaptan a nuestro clima y localidad, y estratégicamente colocadas en posiciones óptimas, reducen al mínimo la necesidad de altos consumos de agua. También, repasar el césped y eliminar las malas hierbas con una desbrozadora nos ayudará a ahorrar mucho agua.

Así pues, te animamos a que cuestiones de dónde son las cosas que entran en el jardín y que cuides y trates especialmente con las herramientas, semillas y productos de origen local, sostenible y producidos / cosechados éticamente.

Regar con eficacia y minimizar la necesidad de agua mediante la plantación en momentos en que se prevé precipitaciones y las temperaturas son frescas también nos ayudará a mejorar el ahorro.

Para hacer tu jardín ecológico, céntrate también en la construcción de la salud del suelo, y no simplemente la aplicación de fertilizantes sintéticos.

Elimina los productos sobrantes químicos junto con los deshechos propios de las plantas y tu jardín brillará como nunca.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *