¿Qué es la vida sustentable?

Cada día que pasa se escucha más el termino sustentabilidad y las distintas maneras de aplicarlo a nuestra cotidianidad, pero realmente ¿Qué es la vida sustentable?

Sencillamente se podría desglosar como un estilo de vida en el cual aplicamos o seguimos distintas tendencias que aportan a la sustentabilidad. Pero también podemos profundizar un poco e indagar en lo más profundo de este concepto para descubrir que en realidad se trata sobre el futuro. No el nuestro, sino el de nuestra descendencia.

Por definición lo sustentable actúa sobre los planos económicos, medio ambientales y sociales. Beneficiando al menos a uno de ellos sin perjudicar a los demás. Obviamente mientras más beneficios otorgue mejor.

Entonces, el estilo de vida sustentable se encuentra estrechamente ligado a esos tres planos. Buscando e incentivando el avance de la sociedad, la economía y el medio ambiente.

Para resumirlo y hacerlo un poco más visual creamos la siguiente infografía:

beneficios-de-la-vida-sustentable

Importancia de un estilo de vida sustentable.

En nuestra sociedad actual este estilo de vida cobra una importancia que no debemos dejar pasar de lado. Vivimos con nuestra realidad cotidiana inundada de tecnología, avances a velocidad vertiginosa, información instantánea y sobre todo gente. Cada vez hay más personas en el mundo, más gente que debe alimentarse y vivir dignamente y a todo esto contamos con un espacio y recursos limitados.

Aquí es donde entra en juego la importancia de la vida sustentable.

Adoptando e incorporando las técnicas y fundamentos que promueve podemos lograr un camino seguro hacia el cambio y la preservación de los recursos. Solo depende de nosotros como individuos y seres humanos que habitamos este planeta el darnos cuenta que tomando pequeñas decisiones como sociedad podemos lograr grandes avances para las futuras generaciones.

Y ahí es donde entra un poco en juego el egoísmo latente de la mayoría de las personas y sociedades. Pocas son las personas que dejan de lado sus propios intereses y beneficios para beneficiar a las futuras generaciones. No se confundan, no estamos hablando de vivir en medio de los bosques ni cambiar radicalmente la sociedad de la que formamos parte.

Estamos hablando de tomar decisiones de manera consciente, pensando en cómo pueden repercutir en el mediano y largo plazo. Creo que uno de los ejemplos más claros sobre este tema se puede observar en la tala indiscriminada de miles de hectáreas de bosques y selvas con el fin de obtener materia prima y poder suplir a la industria.

A simple vista tirar unos miles de árboles no implica un gran riesgo, ya que contamos con millones de árboles más. El problema radica en que no se tiene en cuenta que en algunas decenas o cientos de años los bosques se extinguirán y ya todos sabemos la importancia que tienen para nuestro mundo.

Sin embargo la solución es bastante sencilla. No hay que prohibir la tala ni irse a los extremos que siempre resultan malos. Para lograr una tala sustentable simplemente debemos plantar como mínimo la misma cantidad de árboles que se talan. De esta forma se crearían “bosques artificiales” cuyo único propósito es crecer para luego ser talados, manteniendo a salvo los bosques y selvas originarios con todos sus ecosistemas.

Pero obviamente es mucho más sencillo tirar unas miles de hectáreas de bosque nativo y que las generaciones del futuro se encarguen del problema a hacer las cosas bien, apostar por la vida sustentable y minimizar el impacto en nuestro planeta.

La vida sustentable hoy en día.

vida-sustentable

En nuestro presente cada vez son más las personas que se suman y apoyan este estilo de vida a futuro. Gracias al impacto ecológico de las grandes compañías, principalmente petroleras y mineras, se está tomando consciencia sobre nuestro deber para con el mundo.

Esto es sumamente importante ya que incentiva a otras grandes empresas, ya sea por gusto o compromiso, a adoptar políticas sustentables y ser el ejemplo para los millones de clientes que poseen alrededor del mundo.

Aún son pocas las personas que adoptan un estilo de vida sustentable en relación al total de habitantes en todo el mundo. El proceso de cambio puede llevar decenas de años o más aún si no cuenta con el apoyo de los distintos gobiernos con poder e influencia.

Sin embargo queremos agradecer a todo aquel que aporta su porción para el avance de la vida sustentable. Ya sea un granito de arena, un balde o un camión lleno. Lo importante es seguir avanzando de la mejor manera posible y sin detenerse.

Gracias por pensar en el futuro. Gracias por dejar el egoísmo de lado. Gracias por devolverle al mundo algo de todo lo que nos da.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *