La importancia de reconciliarse con la naturaleza

La importancia de reconciliarse con la naturaleza

Vivir en las ciudades tiene sus ventajas pero también tiene sus inconvenientes, porque dentro de ellas no podemos ver las cosas que son perjudiciales para la humanidad aún siguiendo las pautas para mantener las ciudades limpias.

En una sociedad de consumo como en la que vivimos, no nos damos cuenta de la cantidad de cosas que no necesitamos.

Adiós al móvil, hola naturaleza

Hace cinco meses decidí cancelar la línea del teléfono móvil que tenemos en casa. Las primeras semanas era un verdadero caos, como si algo muy importante en mi vida me lo arrancaran.

Adiós móvil

Pero con el tiempo, lo hemos superado y ahora no quiero saber nada de teléfonos, tengo más tiempo libre y más dinero en mi bolsillo.

Esto es un claro ejemplo del consumismo, de verdad solo necesitamos las cosas básicas, y lo peor de todo esto, es que  no nos damos cuenta del daño que estamos causando a la tierra, animales salvajes y por supuestos a nosotros mismos.

Reconciliándonos con la madre naturaleza

Al parecer nadie quiere entender los problemas de la naturaleza. Existen cientos y cientos de estudios que confirman que estamos haciendo las cosas mal, ¿pero estamos intentando resolver estos eventos?

Llegar al punto de residuo cero es casi imposible pero por ejemplo el grupo Greenpeace, esta luchado contra las compañías de petróleo en el Ártico para que no intenten aprovecharse de tierras que son vírgenes y expuestas a la extinción de todos sus animales y solo para contaminar de CO2 nuestro contaminado planeta.

Pero de verdad todo esto, difícilmente podemos verlo o preocuparnos de ello, porque desgraciadamente hay problemas también muy importantes en el mundo económico de algunos países.

Hace dos años visité Sevilla, y caminando por algunos lugares del centro, pude ver que faltaban muchos de los arboles viejos, parecía una ciudad mucho más moderna.

Sevilla

En mi opinión, los que hicieron este crimen a la naturaleza, no solo se equivocaron en cortar los arboles, sino que también dieron la posibilidad a la ciudad de incrementar el CO2 mucho mas y lo peor de todo es que  gracias a ellos muchas más cantidades de enfermedades pulmonares y de corazón aparecerán en mas ciudadanos.

Tenemos que aprender a dejar la naturaleza volver a unirse a nuestro presente y no a nuestro pasado. Diseñar cemento no es lo que necesitamos, diseñar parques naturales es más sano e inteligente para un futuro mejor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.